El chocolate: Huella de carbono y Huella Social

Después de haber tratado sobre la huella hídrica y en particular la huella hídrica del brownie, hoy desde Eco-Huella, queremos centrarnos en el caso particular del chocolate y su huella de carbono y social o, lo que es lo mismo, que importancia tiene el chocolate en el Cambio Climático y en la sociedad (que lo consume y que lo produce). 




Para entender mejor las consecuencias ambientales de disfrutar de este delicioso antojo, lo primero es entender el proceso de producción del chocolate, cuyo origen es el fruto de cacao del árbol Theobroma cacao L. Estos árboles se cultivan en regiones tropicales de Mesoamérica, África Occidental (Ghana, Costa de Marfil y Nigeria), el Sureste Asiático, y Sudamérica. En estos países se desarrollan las fases iniciales de procesado del cacao (fermentación y secado).



Después las semillas de cacao son enviadas a las fabricas de producción en Europa o Estados Unidos (mayormente) donde a partir de la semilla de cacao se obtiene manteca de cacao y cacao en polvo. Estos ingredientes mezclados con otros como azúcar, mantequilla y un largo etc dependiendo del producto, son los que se transforman en nuestro querido chocolate.



  • El chocolate y el ciclo del carbono

O lo que es lo mismo, como influye el que comamos chocolate en el cambio climático. Así de primeras, parece difícil encontrar la relación, pero es mucho más directa de lo que pensáis. En primer lugar, el árbol del cacao debe tener unos 5-6 años para empezar a producir este rico fruto. Durante estos años, como cualquier otro árbol, habrá capturado CO2 de la atmósfera, compensando en cierto modo nuestras emisiones. Estas emisiones capturadas son automáticamente devueltas a la atmósfera en el mismo momento en que ese árbol deja de existir, y lo mismo ocurre con el CO2 capturado por el fruto del cacao al crecer que vuelve a la atmósfera mediante nuestra respiración después de ingerirlo.


protecmadera.com

Resumiendo, como el chocolate viene de un árbol, forma parte del ciclo del carbono, capturando CO2 mediante la fotosíntesis que le permite crecer.
¿De qué otro modo influye el chocolate en el cambio climático?. Pues como hemos anticipado, este árbol crece únicamente en ciertas regiones tropicales, por lo que para que seamos capaces de comerlo en nuestra casa, este tiene que ser enviado a través de kilómetros y kilómetros, primero a las fábricas de chocolate como ingrediente, luego a las fábricas de chocolatinas, bombones y tabletas, después a las tiendas y finalmente a nuestras casas.

Obviamente, es difícil evitar la mayor parte de estas emisiones, pero lo que sí podemos hacer es intentar consumir chocolate cuya fabricación haya sido llevada a cabo en fábricas que utilicen tecnologías limpias, que utilicen energías renovables y que en definitiva, produzcan tabletas de chocolate del modo más sostenible posible. Y esta información suele estar disponible en las páginas web de casi todos los fabricantes de chocolate o en la publicación de su memoria de Responsabilidad Social Corporativa.
  • ¿Huella social del chocolate?
Antes de nada, definamos qué es la huella social del chocolate; es el impacto tanto positivo como negativo que tiene el chocolate a lo largo de todo su ciclo de vida, desde la plantación de cacao hasta que lo saboreas en tu boca en la sociedad involucrada.

Los puntos positivos a priori son bien fáciles de identificar, de hecho el chocolate es un alimento que, consumido con mesura, aporta grandes beneficios (os dejo este artículo de Laura López altares, experta en artículos de gastronomía, entre otros).

Imágen del documental: el lado oscuro del chocolate
El problema surge en los impactos sociales asociados a su producción. ¿Sabías que más de 12.000 niños son esclavizados en África trabajando en las plantaciones de cacao? Triste pero cierto, en pleno siglo XXI y la esclavitud infantil aun existe. Se trata de un problema muy complejo y muy enraizado, aceptado por las mismas poblaciones indígenas y sus dirigentes, potenciado por grandes compañías chocolateras que no exigen cumplir mínimos éticos a sus proveedores y en última instancia permitido por nosotros; así es, nosotros también somos responsables.

esclavitudxxi.org
Como siempre insistimos en Eco-Huella, somos responsables de los impactos asociados a nuestras decisiones y acciones diarias...y qué chocolate comemos es una más.

¿Qué puedo hacer yo como consumidor y adicto al chocolate para evitar la esclavitud infantil en África?
Tranquilo, no queremos que inicies una campaña en tu barrio, o que viajes hasta Costa de Márfil para liberar a los niños...simplemente queremos ofrecerte información que te haga pensar sobre tu responsabilidad en todo esto y ofrecerte alternativas más éticas en cuanto a la huella social del chocolate.

  • Para aquellos que viven en los Países Bajos (y sabemos que contamos con algún seguidor desde esas tierras): Tony´s Chocolonely. Esta fábrica de chocolate (que ofrece chocolate 100% libre de esclavitud) surgió como resultado de un programa documental (que esperamos traduzcan pronto al inglés) sobre la esclavitud infantil asociada a las plantaciones de cacao.
  • Chocolate Fair Trade o de Comercio Justo: Desafortunadamente se han descubierto varios casos en los que el chocolate Fair Trade no siempre es producido libre de trabajo de mano de obra infantil (según algunos expertos, en el mejor de los casos un 3% del cacao que utilizan sigue proviniendo de cosechas con esclavitud infantil). Sin embargo, visto las alternativas donde el 100% del cacao proviene de plantaciones donde se abusa de mano de obra infantil, creemos que es una buena alternativa al ir a comprar. ¡ojo! esta etiqueta se otorga por productos, no a una marca. Por ejemplo, casi todos los helados de Ben&Jerrys cuenta con este logo, frente a un par de productos de Nestle.
A veces estos chocolates, más respetusoso ambiental y socialmente tienen un precio superior a otros menos "éticos", debido a que ellos SI pagan a sus agricultores y además destinan parte de sus beneficios a auditorias para obtener estos sellos (no, no son ecoetiquetas gratuitas, pero tampoco se consiguen simplemente por pagar por ellas). Aunque no siempre es así, de hecho chocolates Nestle o Lindt (ambos "cazados" en el círculo vicioso de la esclavitud infantil), suele ser igual o más caro que Cadbury, mientras que esta segunda está haciendo un esfuerzo por contar con más chocolatinas de chocolate Fair Trade)
Precio aprox en Reino Unido: 1,2 € 
Precio aprox en Reino Unido: 1,2 €

Quiero volver a citar el caso de Tony y su fábrica de chocolate en Amsterdam quién, aparte de haber creado una alternativa 100% sin esclavitud infantil involucrada, dio que pensar a toda la población holandesa cuando recogió firmas de los ciudadanos para que le demandaran, pues Tony consideraba que si él estaba comiendo chocolate a sabiendas de que niños, tratados como esclavos, participaban en la cosecha del cacao, era igual que si compraba una bicicleta sabiendo que ésta había sido robada (lo cual está penado por Ley). 





En definitiva, disfruta del chocolate (Eco-Huella es una chocoholic en toda regla), pero mira las etiquetas y comparte esta información con los tuyos.
tusabiasesto.com

1 Response to "El chocolate: Huella de carbono y Huella Social"

  1. Casi se nos olvida!!! El turrón de chocolate Suchard cuenta con el sello de la ranita verde!

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tus comentarios y vuelve pronto!

Thank you for your comments

¿Quieres calcular y compensar la huella de carbono de tu Blog? HUELLA AMBIENTAL, HUELLA DE CARBONO, HUELLA HÍDRICA Y DE AGUA Y ACV ¿QUIÉN ES QUIÉN? Entrevistamos a una toallita húmeda ¿porque no se deben tirar al wc? ¿Qué es CLIMATE JUSTICE? Crónica de la COP21 y el Acuerdo de París ¿Qué es el GREENWASHING y qué tipos hay?

Forest Clock

1 millón #PorElClima